La competición nos hace mejores.

Un competidor completamente Honda

El Honda RA271 fue el primer coche japonés que corrió en la F1, propulsado por un 1.5L V12. Éramos uno de los pocos equipos que fabricaban tanto el motor como el chasis. Un pura raza; Honda hasta el último tornillo.

La máquina que nos ayudó a hacernos con la victoria

La temporada del 65 también sirvió para que el Honda RA272 viera la luz. Famoso por su ensordecedor V12 de 48 válvulas refrigerado por agua, tenía una potencia de 230 CV con una envidiable aceleración.

No nos conformaremos con esta victoria. Estudiaremos por qué ganamos y aplicaremos inmediatamente en nuevos vehículos las tecnologías que nos han llevado a la victoria.

19831985
El retorno de Honda

Después de 15 años, la evolución tecnológica nos sedujo para retornar al paddock. De la mano de un propulsor 1.5L V6 turbo, el RA163E, suministrado a Williams y Spirit. Fue genial volver.

El nacimiento de la inyección PGM-F1

La F1 evoluciona constantemente. Y 1983 no fue diferente. Introdujimos la inyección electrónica y gracias a esa tecnología logramos diseñar el sistema PGM-F1. El resultado fue una combustión más limpia y un menor consumo.

19861987
El comienzo de algo muy especial

El empuje de nuestro RA166E V6 turbo no tuvo rival, y nos permitió llevarnos a casa el mundial de constructores. A pesar de dejar escapar el título de pilotos por sólo dos puntos, 1986 marcó el inicio de una época dorada para Honda.

Honda: campeones en la F1

En el 87 llegó nuestro momento. Bajo el capó de Lotus y Williams, logramos el título de constructores y el de pilotos. La victoria que Soichiro Honda siempre había soñado.

Un modelo de éxito

El Williams-Honda FW11 era uno de los coches más potentes de esa temporada. Con nuestro nuevo motor RA166E V6 turbo, el coche llegaba a superar los 1000 CV.

Desde que era pequeño uno de mis sueños siempre fue viajar por todo el mundo participando en carreras con mi propio coche, y ganarlas.

1988
19891992

Senna sentado en su monoplaza, listo para el Gran Premio de Canadá.

McLaren-Honda: la pareja ideal

En la temporada del 89 se prohibieron los turbos. Nosotros optamos por montar un V10 mientras que el resto prefería motores V8 y V12. Nuestra estrategia resultó perfecta. El equipo McLaren-Honda se volvió a alzar con el mundial de constructores, esta vez con Prost como ganador del título de pilotos.

Una plata de oro

En la temporada del 89, Prost rubricó el campeonato alzándose con 11 podios. Senna le pisaba los talones y acabó a sólo 16 puntos.

Nos quedamos en un segundo plano y preferimos limitarnos a suministrar motores a equipos independientes.

20002004
Honda y BAR

Con la 4ª temporada del equipo BAR-Honda, logramos la 2ª posición en el mundial de constructores. Jenson Button acabó tercero en la clasificación de pilotos, con 10 podios en su haber.

Button celebra una tercera plaza en el Gran Premio de Malasia.

2006